BERGÉ a través de su unidad de negocio de Shipping ha sido la encargada del transporte marítimo internacional de las esculturas del artista vasco Eduardo Chillida a su regreso a Bilbao. Las obras «Consejo al espacio», «Esertoki» y el «Arco de la Libertad», tras un periplo internacional de exposiciones en Estados Unidos, vuelven de nuevo a España. Al igual que BERGÉ fue la encargada de su transporte a esas exposiciones, ahora también lo ha sido de la vuelta, incluido el transporte terrestre.

El transporte internacional ha sido realizado por la naviera ACL (Atlantic Container Line), perteneciente a Grimaldi Group de la que Agencia Marítima Condeminas Bilbao es agente general en España. El traslado de este tipo de obras de arte, tanto por su valor como por sus especiales características, dimensiones y fragilidad ha sido especialmente cuidadoso en todas sus fases (transporte por carretera, retractilado, trincaje y el embarque en plataformas móviles Mafi). La compañía ACL cuenta con un servicio semanal desde Bilbao a Estados Unidos para el transporte de contenedores, carga proyecto y Ro-Ro.