En el Día Europeo de la Logística la compañía incide en su compromiso con el sector como uno de los motores clave para la recuperación económica

BERGÉ, operador logístico de referencia, viene trabajando desde el avance del COVID-19 junto a sus clientes en asegurar la continuidad de las cadenas de suministro de productos y mercancías. La compañía refuerza así su compromiso con el sector en el Día Europeo de la Logística, uno de los motores clave para la recuperación económica.

Para ello, BERGÉ activó de forma inmediata y urgente un plan de continuidad de negocio para toda la cadena logística, incluyendo servicios de valor añadido (continuidad de la cadena de suministro, gestión de transporte, almacenes, externalización de procesos), shipping (transitario, fletamento, gestión de líneas regulares), operaciones portuarias (estiba, desestiba, consignación), gestión aduanera y logística de vehículos. Un plan que tiene por objetivo asegurar su operativa de una manera óptima y organizada, anticipándose así al retorno a la “normalidad laboral” y al fin de las restricciones para las actividades no esenciales.

En este sentido, la compañía tiene habilitados todos sus equipos que dan soporte a los sectores implicados en cada una de las infraestructuras que forman parte de la cadena logística, como puertos, almacenes y fábricas, independientemente de los distintos escenarios que se manejan para las siguientes fases de desescalada de las medidas del estado de alarma.

BERGÉ, por ejemplo, ha podido mantener su actividad logística con aquellos buques que tienen solicitada escala, e incluso ha reforzado su plantilla dedicada a la consignación e interlocución para coordinar eficientemente los servicios que presta en los 26 puertos españoles a un amplio número de sectores empresariales.

Este plan de continuidad de negocio ha sido posible gracias a que los procesos operativos y administrativos fueron adaptados en tiempo y forma por BERGÉ a través de la puesta en marcha el pasado 2 de marzo de un Comité de Gestión COVID-19.

Desde esa fecha, BERGÉ ha realizado un amplio despliegue de protocolos de actuación, medidas preventivas y de contingencia ante el avance del coronavirus, de acuerdo a las recomendaciones de las autoridades sanitarias y el ecosistema logístico.

Esta batería de medidas, orientadas a garantizar una dinámica eficiente de trabajo y proteger la salud y seguridad de todos los empleados, colaboradores y clientes, recogió como primer paso la implantación del teletrabajo para blindar el mantenimiento de la actividad y garantizar una relación fluida con todos los clientes de la compañía